A propósito del viaje de los empresarios y emprendedores en Silicon Valley: INNOVACIONES PARA CHILE

Recientemente, El Mercurio, ha informado que más de treinta empresarios y emprendedores viajaron para participar en jornadas en Silicon Valley. (Fuente: El Mercurio, Economía y Negocios, Domingo, 08 de octubre 2017). Todo hace suponer que, como consecuencia de esta experiencia, se concretarán nuevas oportunidades empresariales. ¿Serán estos nuevos proyectos coherentes con un desarrollo armónico, equilibrado, sostenible, inclusivo, basado en la confianza, la justicia y la promoción del bien común? Porque, si no es de esta manera, ¿de qué tipo de innovación se trata? ¿sólo tecnológica?, ¿qué otras innovaciones y desafíos de desarrollo podríamos considerar?:

  1. Innovación Personal: Quizás las más desafiante de todas. Nos involucra con lo profundo de nuestra vida y nos hace renovar el sentido de nuestra existencia. Sus desafíos tienen que ver con nuestros valores y convicciones y cómo ellos se formulan y re formulan en procesos a veces ascendentes y otras descendentes, pero siempre con la aspiración de un mayor desarrollo trascendental y, por qué no, espiritual. La innovación personal se puede relacionar con la toma de conciencia de ser y estar. Más conciencia conlleva a nuevos emprendimientos cargados de sentido.

  2. Innovación Relacional: Es la conciencia de que no estamos solos. Vivimos con otros y también para otros. La soledad, la indiferencia, la exclusión, la discriminación son algunos de los síntomas de poca innovación relacional. No deja de llamar la atención que el escuchar a otros activamente con real interés y la generación de espacios de encuentros, sean una de las mayores innovaciones que se están realizando y que gozan en la actualidad, de muy buena legitimidad.

  3. Innovación organizacional: La innovación organizacional enfrenta las encrucijadas que vive el management tradicional proponiendo nuevos modelos de negocios superando a los antiguos que tienden a presentarse como restrictivos. Los grupos de interés (stakeholders), la rentabilidad e inversión transparente y responsable, la calidad de los servicios, el equilibrio entre la calidad de vida laboral y personal, el valor de la complementariedad de género, la diversidad, la flexibilidad laboral, el trabajo remoto, entre muchos otros temas, son considerados en la innovación organizacional. En este sentido, las innovaciones organizacionales pasan fundamentalmente por la toma de conciencia de los líderes quienes asumen un rol de facilitación y de co participación para poder transitar de zonas anquilosadas de confort hacia otras de real transformación de manera que las organizaciones puedan ser concebidas como un actor social realmente significativo y valorado.

  4. Innovación Social: Sus desafíos se relacionan con el bien común el cual es co construido entre todos en espacios donde cada uno vale por lo que, sencillamente, es. Corresponde a la conciencia social que despierta la responsabilidad de que estamos todos interconectados y que, por consiguiente, las acciones de uno no son indiferentes para otros. Innovar para disminuir la desigualdad a todo nivel es, por ejemplo, el resultado de proyectos de innovación social. La innovación social construye capital social indispensable para la convivencia de los países y el desarrollo de mercados basados en las personas, el respeto por la cultura y el medio ambiente.

  5. Innovación Planetaria: Representan las innovaciones que se relaciona con aquello que nos permite vivir cotidianamente en armonía con la naturaleza y nuestra responsabilidad con el entorno. Pero, además, corresponde a la toma de conciencia más allá de nuestra propia existencia considerando el bienestar y progreso de las generaciones futuras. Es la conciencia colectiva humana que se hace cargo de la historia y del futuro en un proceso de aprendizaje continuo que cautela y cultiva la biodiversidad de la que somos todos parte. En este sentido, rescatando lo que dice el Papa Francisco, “…hace falta construir liderazgos que marquen caminos, buscando atender las necesidades de las generaciones actuales incluyendo a todos, sin perjudicar a las generaciones futuras” (Capítulo Primero. Lo que le está pasando a nuestra casa.


Laudato Si’. Carta Encíclica s S.S. Francisco Sobre el cuidado de la casa común. Junio, 2015).

Qué duda cabe que los viajes son interesantes, desafiantes y dejan muchas enseñanzas. Nos llevan hacia otros contextos donde algo se nos despierta. Silicon Valley no está ni lejos ni cerca. Estará ahí donde los empresarios y emprendedores que fueron quieran que esté. Esperamos, eso sí, que estén cerca, muy cerca del bien común, del bienestar colectivo de las personas, del medio ambiente y el progreso de Chile. En esta tarea, estamos todos, nadie, absolutamente nadie, sobra.



Andrés Ossandón Buljevic

Director Proqualitas Chile

Entradas recientes
Publicaciones
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon

+56 2 2267 8030

comunicaciones@proqualitas.com

Evaristo Lillo 112, Piso 6, Las Condes, Santiago, Chile

  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores