Las empresas más exitosas son aquellas que pueden demostrar cuál es su real impacto y contribución a


Proqualitas es una de las primeras empresas en Latinoamérica en realizar el “Balance del Bien Común”

Hoy se percibe que estamos en presencia de una tendencia creciente de ciudadanos, que en su rol de consumidores, son cada vez más responsables y conscientes. En un reciente estudio realizado por Proqualitas, se detectó que más del 53% de las personas entre 36 y 45 años, de todos los estratos socioeconómicos, en Chile, siempre o casi siempre son proclives a elegir o priorizar productos o servicios de los cuales pueden conocer su origen, su cadena de valor y si ésta logra impactos positivos en lo social y en el medioambiente[1]. Este es un interesante antecedente que nos hace afirmar que, las empresas deben comprender que su primera función, ante la sociedad, es contribuir al Bien Común y definir con claridad este propósito y si, como consecuencia de ello son más rentables, en lo financiero, sin duda es un buen síntoma, pero no debe ser su primera prioridad. La rentabilidad financiera para avanzar y desarrollarse, por cierto es necesaria, pero no puede ser sólo ese su objetivo y es por ello que muchas veces las empresas son cuestionadas pues las personas no logran distinguir cuál es el real aporte que realizan hacia la comunidad.


Una herramienta poderosa y cada vez más reconocida en las empresas de países desarrollados, es el “Balance del Bien Común” es decir una medida concreta y eficiente, para lograr determinar cuál es el real aporte de la empresa al bien común, bienestar general y buen vivir de la población y la relación virtuosa con todos los grupos de contacto o “stakeholders” de la empresa. Esta herramienta nace desde la propuesta de la “Economía del Bien Común”, surgida en Austria en 2010 y creada por Christian Felber, profesor en la cátedra de Economía y Negocios de la Universidad de Viena.


Proqualitas es hoy una de las primeras empresas en Chile y latinoamérica en realizar su Balance del Bien Común y estamos en condiciones de apoyar ya, en igual proceso, a las empresas en Chile, que deseen aplicar este instrumento.


La Economía del Bien Común es un modelo económico, en el cual las coordenadas de los motivos y objetivos de aspiración de las empresas son modificados desde el mero afán de lucro y la competencia, por la contribución al Bien Común y la cooperación. Se fundamenta en cinco valores o principios que deberían estar implícitos y formar parte de la gestión de todas las empresas y organizaciones. Estos son:

  • Garantizar la Dignidad Humana en todas las acciones ejecutadas por la empresa y en su relación con cada uno de los grupos de contacto e interés con que interactúa, en particular la gestión ética de proveedores, accionistas, colaboradores, clientes y en términos generales, con todas las organizaciones y en ellas, las personas, susceptibles de ser afectadas por la acción de la empresa.

  • Promover la Solidaridad, entre las empresas y organizaciones y en general todos los grupos de contacto, priorizando la cooperación sobre la competencia.

  • Sostenibilidad Ecológica: a través de la acción preferente sobre proveedores que respetan el medio ambiente y los recursos; generando y promoviendo una cultura acorde al interior de la empresa; creando productos y servicios que consideren, en su diseño, aspectos de eficiencia, suficiencia y comunicación ambiental, para disminuir o eliminar los efectos negativos sobre el medio ambiente, garantizando su adecuada conservación y disponibilidad futura.

  • Justicia Social: actuando sobre los aspectos internos, reduciendo brechas salariales, fomentando la transparencia en este sentido, y en las repercusiones sociales de los productos y servicios creados, y asumiendo la responsabilidad sobre los resultados de la empresa y la actuación ética para impactar al bien común.

  • Democracia y Transparencia: logrando mayores grados de participación en las decisiones de la empresa de parte de todos sus colaboradores, cooperando para alcanzar mejores estándares sociales y ecológicos en el sector o rubro específico e informar las acciones y logros de manera transparente a todos los grupos de contacto.

En coherencia con lo anterior, la práctica de la acción de Proqualitas, ha ido gradualmente haciéndose consciente de su relevancia y el impacto que puede tener actuar con foco en favorecer el bien común general.


Desde hace 3 años, Proqualitas se ha ido comprometiendo gradualmente en el apoyo a iniciativas y proyectos orientados a difundir y promover el alcance y beneficios que reporta la Economía Social y Solidaria, las Nuevas Economías y cómo éstas dan respuesta hoy, de forma concreta y alcanzable a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS); esto ha dado pie a reforzar nuestro trabajo y esfuerzo en crear propuestas, productos y servicios que tengan como sustento el favorecer el bien común y cuyo diseño, ya en fase de implementación en las empresas clientes, conlleve una mirada integral no solo del beneficio interno de estas, sino que de su mayor aporte al bien común de la sociedad.


Es en este sentido que hemos liderado y aportado en desarrollar actividades como Seminarios y Talleres, para difundir y promover el Comercio, Justo, la Economía del Bien Común, La Economía Social y el Cooperativismo, contribuyendo a crear puentes entre estas expresiones; Proqualitas ha participado del nacimiento y formación de la Asociación para el Fomento de la Economía del Bien Común en Chile y también del proceso articulador y de promoción de la Banca Ética en nuestro país.


Hoy somos una consultora de desarrollo organizacional que está consciente de los posibles impactos sociales, económicos y ambientales que provoca y que para trabajar en ellos, hemos creado un área de Desarrollo Sostenible, que de sustento, también, a nuestros clientes para avanzar en un camino real hacia la Sostenibilidad. Hemos adherido a los principios de la Economía del Bien Común, como herramienta útil y efectiva, que nos ayudará a producir un cambio cultural al interior de Proqualitas, impactando a nuestros clientes y hacia la sociedad en general, estableciendo objetivos de planes de mejora continua realistas y alcanzables en el tiempo, de manera de poder contribuir al bien común de nuestra sociedad.


Por lo expresado aquí y su sentido es que podemos mostrar, a quién lo desee, los resultados de cumplimiento o estado actual de cada uno de los temas e indicadores que ofrece el Balance del Bien Común, durante el año 2017 de manera voluntaria y transparente.



[1] “Estudio de Caracterización de Comercio Justo y Propensión a un Consumo Responsable”, estudio realizado por Proqualitas,, para la División de Asociatividad y Economía Social del Ministerio de Economía, 2016.

Entradas recientes
Publicaciones
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon

+56 2 2267 8030

comunicaciones@proqualitas.com

Evaristo Lillo 112, Piso 6, Las Condes, Santiago, Chile

  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores