La Facilitación en los procesos de Transformación Organizacional... ¿Por dónde empezar?



En tiempos de “re-start”, las organizaciones comienzan a asumir que las experiencias pasadas no serán tan confiables para predecir los escenarios futuros. Si bien los aprendizajes significativos del pasado podrían ser necesarios para mantenerlos y conservarlos, no serán suficientes para responder y convivir con nuevos escenarios cambiantes e impredecibles. El paradigma racional de sólo causa y efecto está mutando a uno nuevo relacionado con la interdependencia, articulaciones, redes, conexiones, la búsqueda de relaciones significativas con otros, la armonía y equilibrio con el medio ambiente. En este nuevo estado, la legitimidad organizacional se lograría a través de propósitos y perspectivas futuras que genuinamente sintonicen con los valores del bien común.

¿Qué se debería considerar para facilitar procesos de transformación organizacional?


Tres elementos iniciales para la facilitación:


1. El Propósito: El propósito responde a las preguntas de facilitación de “para qué” y “por qué”. Corresponde a la esencia organizacional representado por aquello que se hace bien y el aporte esperado al bien común representado en los valores de solidaridad, dignidad, sostenibilidad ecológica, transparencia y justicia social. Un propósito es, además, un conjunto de significados compartidos por la organización por lo que define su manera de ser, hacer, tener y estar en un círculo virtuoso de promoción de satisfactores sinérgicos y no inhibitorios de las necesidades humanas y de la naturaleza.

2. La Perspectiva: La perspectiva es la visualización del escenario futuro aspirado y anhelado. Es una descripción viva de aquello que se quiere alcanzar. Responde a la pregunta de facilitación asociada al “hacia dónde”. Co construir la perspectiva, moviliza las acciones hacia un horizonte desafiante y probable. Las metodologías de escenarios futuros se activan adecuadamente cuando la perspectiva ha sido considerada en procesos de cultivo y cosecha de la inteligencia colectiva estimulando la participación y creación conjunta.

3. El Potencial: Definido el propósito y la perspectiva, el paso siguiente es el Potencial que responde a las preguntas de “qué y cómo”. Es el camino por dónde transitar. Es aquí donde se activan los objetivos, acciones y metodologías. En el potencial, se despliega las capacidades de las personas, líderes y equipos promovido por atmósferas de aprendizaje organizacional atractivas, desafiantes, participativas, inspiradoras y coherentes con el Propósito y Perspectiva.



La invitación, entonces, es a comenzar a facilitar y definir el Propósito y la Perspectiva para luego desarrollar el Potencial en estos tiempos de transformación y de “re-start"

Entradas recientes
Publicaciones
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon

+56 2 2267 8030

comunicaciones@proqualitas.com

Evaristo Lillo 112, Piso 6, Las Condes, Santiago, Chile

  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores
  • Proqualitas Consultores