¿Cómo promover ambientes laborales saludables y de respeto?

El Código del trabajo define el acoso laboral como “Toda conducta que constituya agresión u hostigamiento ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores y /o trabajadoras, en contra de otro u otros, por cualquier medio, y que tenga como resultado para el o los afectados menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo, siempre que todas estas conductas se practiquen en forma reiterada.”


Según un estudio de MiCVideal, que evalúa la situación del acoso en el trabajo durante el 2021 a través de las respuestas de 1000 personas, “el 79% de los trabajadores ha experimentado o presenciado de manera indirecta el acoso en el trabajo (78% de las mujeres frente al 80% de los hombres). El 66% de los empleados han sido víctimas de acoso laboral (69% de las mujeres frente al 63% de los hombres). Además, la mayoría de los abusos en el ambiente laboral, no vienen de la mano de jefes, sino que en más del 50% de los casos, el acoso proviene de compañeros de trabajo, según la encuesta.


Si bien varias empresas cuentan con protocolos y canales de denuncia contra el abuso laboral, pocas veces las organizaciones tienen programas preventivos de acoso que se realicen constantemente, o que sean aplicados año a año.

Hoy, muchas organizaciones se mueven en entornos estresantes y transaccionales. La preocupación por los costos, los objetivos rápidos y la excesiva eficiencia pueden promover una ejecución desprolija y descuidada, e incluso acciones poco éticas y alejadas del bien común. Por ende, mantener el equilibrio entre la forma de ejecutar el trabajo y el ambiente en que se desenvuelven las personas, resultan ser claves para promover una cultura ética y relaciones saludables.


Por otra parte, no es tarea fácil dar a conocer un caso de abuso laboral. En efecto, es una situación compleja que no solo daña al colaborador y/o colaboradora sicológicamente, sino también daña a toda la organización. Entonces, ¿cómo podríamos facilitar ambientes laborales saludables? Las organizaciones que tienen ambientes laborales sanos promueven una cultura confiable, empática, inclusiva, respetuosa y diversa, otorgando las bases para que este tipo de situaciones no acontezcan, o si ocurren sean puestas en evidencia y denunciadas. La construcción de espacios de calidad para el diálogo y la conversación son esenciales para que los y las colaboradoras se sienten cuidadas, protegidas y resguardadas en su seguridad psicológica.


Gestionar ambientes sanos, por tanto, permitirá actuar y promover una cultura organizacional libre de acoso, siendo uno de los principales desafíos el brindar herramientas para que los y las colaboradoras conozcan de qué se trata, cómo pueden actuar y cómo prevenirlo. Tener medidas concretas de prevención y sanción, facilitar la denuncia, realizar jornadas informativas y hacer constantemente capacitaciones y talleres para prevenir el abuso laboral, añaden valor e impulsan organizaciones sanas y sostenibles.



Entradas recientes
Publicaciones
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon