top of page

La importancia de la Ética en la Experiencia del Cliente

Los mercados presentan choques entre varios participantes. Hay una competencia por recursos, consumidores, precios, etc., lo que da pie a actividades que pueden no ser éticas, ni tener sanciones éticas. Un conjunto de ciertos códigos de conductas, políticas y prácticas llamada Ética, se requieren para administrar mercados y clientes de forma justa.


Los clientes están en el corazón de las empresas, y todas las funciones se orientan finalmente hacia ellos, para mantener la existencia de los negocios, la atracción de nuevos clientes y su mantención. En esta situación, dentro de las empresas participan muchas áreas que pueden chocar entre sí. Esos enfrentamientos, pueden llevar a malas prácticas, como contratos complejos, precios abusivos, y el uso de prácticas desleales, que es precisamente donde la ética debe aparecer y jugar un rol preventivo.


Puesto en forma simple, los principios éticos o valores, son los medios mediante los cuales se define e implementa la relación con los clientes.


Por lo tanto, cuando hay miles de interacciones involucradas entre los clientes y la empresa, la existencia de principios guiadores son necesarios para asegurar que la relación sea justa y beneficie al usuario final.

Algunos aspectos claves en la ética de experiencia del cliente:


1- Transparencia: las empresas deben ser transparentes en sus productos, servicios, precios, y políticas. Eso incluye entregar información precisa, claros términos y condiciones, y evitar prácticas fraudulentas.


2- Honestidad y confianza: las organizaciones deben esforzarse en construir confianza con sus consumidores, a través de comunicaciones y acciones. Eso significa entregar promesas, admitir errores, y siendo responsables ante cualquier problema que aparezca.


3- Privacidad y protección de información: respetar la confidencialidad es esencial. Los negocios deben manejar la información de los clientes con responsabilidad, obtener consentimientos en la recolección y uso de la información, y protegerla de un uso no autorizado.


4- Justicia: tratar a los clientes justamente, proveyendo iguales oportunidades y acceso a productos y servicios. La discriminación basada en factores como raza, género, salud, y otras, deben ser estrictamente prohibidas.


5- Accesibilidad: las empresas deben hacer esfuerzos para proveer iguales oportunidades y accesos a los productos y servicios a todos los clientes, incluso aquellos con discapacidades. Eso incluye proveer comodidades usando diseños inclusivos u ofreciendo canales de comunicación alternativos.


6- Respuesta: ser proactivo en responder a las necesidades y preocupaciones, demuestra un compromiso con la satisfacción con los clientes. Comunicación efectiva y a tiempo, escucha activa, y soluciones rápidas son esenciales.


7- Empoderando a los clientes: empoderar significa proveerles información, herramientas y soporte para que tomen decisiones informadas. Eso puede involucrar ofrecer recursos educacionales, autoservicio o asistencia personalizada.


8- Responsabilidad social: las empresas deben considerar su impacto en la sociedad y medio ambiente. La ética de los negocios se esfuerza para minimizar los efectos negativos y contribuye positivamente a través de iniciativas como practicas sustentables, o involucramiento con la comunidad.


Priorizando la ética en la experiencia de los consumidores, las empresas pueden construir una relación de largo plazo, fomentar la lealtad, y reforzar la reputación, lo que también contribuye a un ecosistema de negocios más ético y responsable.

En Proqualitas contamos con experiencia y metodologías para abordar e integrar estas dos dimensiones, Ética y Experiencia Cliente de forma tal de construir organizaciones más sostenibles y exitosas.

Comments


Entradas recientes
Publicaciones
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • LinkedIn Social Icon
bottom of page